Desregulaciones emocionales severas

Qué son?

Desregulación emocional es un término utilizado para referirse a una respuesta emocional impulsiva, intensa y desorganizada que sobrepasa los rangos convencionalmente aceptados para las respuestas emocionales. Se puede producir no únicamente ante sucesos desagradables si no también cuando se experimentan emociones positivas. Ejemplos de desregulación emocional son un ataque de ira o de alegría inapropiada. La desregulación emocional puede ser un componente presente en distintos trastornos mentales, aunque no es exclusivo de patología mental. Le puede suceder a cualquier persona de forma más o menos aislada cuando las circunstancias le sobrepasan.

La desregulación emocional severa se da cuando esta reacción desproporcionada sucede muy frecuentemente (puede ser cada día o cada semana) y la intensidad y consecuencias de esa respuesta están causando sufrimiento y problemas a la persona y en su entorno llegando a suponer un riesgo para su vida, problemática social, legal/penal o un alto nivel de autodestructividad.

La desregulación emocional tiene un componente temperamental o biológico que junto con experiencias o vivencias invalidantes en la infancia o en el pasado ha dado como resultado que la persona no ha logrado aprender a autoregular sus intensas emociones.

Por qué es central la desregulación emocional/por qué aprender regulación emocional

Cuando la persona se desregula, experimenta temporalmente una pérdida de control y una incapacidad para frenar sus reacciones, pudiendo llegar a sentirse “mala persona” al ver que su conducta parece fuera de la lógica común y totalmente desproporcionada. Desde la impulsividad y la falta de control actúa empeorando todavía más las cosas y cuando logra volver a estar regulada es frecuente que sienta vergüenza o miedo y termine evitando situaciones o personas que siente como disparadoras de su desregulación. A medio-largo plazo se ven afectadas su autoestima/identidad, sus relaciones y su vida cotidiana.

Existen numerosas herramientas para aprender regulación emocional, todas ellas partiendo de la educación emocional, ya que las emociones no son el problema principal, si no la adecuada gestión de las mismas. Por ejemplo, la rabia puede ser una emoción lógica frente a una injusticia, aunque la respuesta de golpear a alguien no sea la mejor manera de gestionarlo.

Trastornos y reacciones problemáticas que pueden ser consecuencia o cursar con desregulación emocional:

  • Trastornos de personalidad (entre ellos pero no únicamente el trastorno Límite de la Personalidad)
  • Déficit de atención con hiperactividad
  • Atracones
  • Trastornos de conducta
  • Ataques de ira
  • Gastos compulsivos
  • Relaciones de pareja conflictivas
  • Trastornos del ánimo (entre otros Depresión y Trastorno Bipolar)
  • Trastorno por Uso de Sustancias
  • Problemas alimentarios

Trastorno de la sobreregulación emocional

Está relacionado con las desregulaciones emocionales pero en sentido contario. Sucede cuando una persona tiende a regularse en exceso o “de más”.

Se hipercontrola de tal forma que sistemáticamente evita enfrentarse a situaciones o personas porque teme puedan hacerle perder ese control que le da seguridad.

A corto plazo logra evitar el conflicto, pero a la larga se convierte en fóbico emocional, cosa que afecta a su funcionamiento emocional, laboral y social.