Loading...
Psicodiagnostico – Adolescentes2018-12-03T14:23:25+00:00

Psicodiagnóstico

En TLP Tratamientos somos muy cuidadosos con el psicodiagnóstico en la adolescencia ya que hay que saber distinguir si las dificultades por las que consultan los padres y/o el adolescente son comportamientos típicos de la adolescencia o se trata de comportamientos desregulados y problemáticos que constituyen un trastorno.Valorar el tipo, el grado de malestar y las consecuencias de las dificultades que presenta el adolescente nos situará en un trastorno determinado. Si el menor presenta desregulación persistente ( de más de un año de duración) y de alta intensidad de sus emociones, su conducta, de sus relaciones y de su rendimiento cognitivo, puede manejarse la hipótesis de un posible trastorno de personalidad. Tenderemos a no encasillarlo en ninguna categoría, evitando estigmatizar y simplificar la problemática.  Nos interesa sobre todo describir las dimensiones que están desreguladas y ver dónde se puede intervenir.

En TLP Tratamientos una vez realizado el psicodiagnóstico compartimos y explicamos al adolescente y a su familia lo que le sucede y hacemos una propuesta terapéutica individualizada que explica lo que tienen que hacer para mejorar. Esta propuesta incluye establecer unos objetivos realistas, secuenciarlos en función de su prioridad y orientar al formato terapéutico más efectivo para lograrlos (terapia individual, farmacología, terapia en grupo, psicoeducación familiar, terapias conjuntas).

Fomentamos y buscamos la implicación del adolescente en su proceso desde el primer momento, partiendo del convencimiento de que solo si efectivamente se compromete en su tratamiento el trabajo será eficaz. Por ello recogemos en la propuesta terapéutica sus metas y motivaciones personales, lo que ayudará a que vea como suyo un proceso que a veces es sentido como externo o impuesto por los adultos.

¿Cómo puedo conocer mi grado de mi autoestima?

Teniendo en cuenta lo anterior te proponemos la escala de autoestima de Rosemberg que en ningún caso puede servir como diagnóstico; sino sólo como orientación para poder dirigirte a un profesional. Para poder responder afirmativamente es importante tener al menos un par de ejemplos de situaciones. Si no puedes recordar ningún ejemplo, no te puntúes positivo. Recuerda que antes de sacar conclusiones definitivas, es conveniente que consultes a un profesional.

Contesta a cada frase con:

  1. Muy de acuerdo
  2. De acuerdo
  3. En desacuerdo
  4. Muy en desacuerdo
A B C D
1.Siento que soy una persona digna de aprecio, al menos en igual medida que los demás
2.Estoy convencido de que tengo cualidades buenas
3. Soy capaz de hacer las cosas tan bien como la mayoría de la gente
4. Tengo una actitud positiva hacia mi mismo/a
5. En general estoy satisfecha de mis mismo/a
6. Siento que no tengo mucho de lo que estar orgulloso/a
7. En general me inclino a pensar que soy un desgraciado/a
8. Me gustaría poder sentir más respeto por mi mismo/a
9. Hay veces que realmente pienso que soy un inutil
10.A veces creo que no soy buena persona

Interpretación:

  • De los items 1 al 5, las respuestas A a D se puntúan de 4 a 1 .
  • De los items del 6 al 10, las respuestas A a D se puntúan de 1 a 4.

Resultados:

  • De 30 a 40 puntos: Autoestima normal
  • De 26 a 29  puntos: Autoestima media que no tiene problemas pero es conveniente mejorar.
  • Menos de 25 puntos: Autoestima baja. Existen problemas significativos de autoestima.