Psicodiagnóstico

En TLP Tratamientos el psicodiagnóstico orienta el tratamiento específico o las intervenciones que se ajusten mejor a las necesidades de cada consultante. Un buen diagnóstico permite entender lo que sucede, lo que se puede hacer para mejorar y como ayudarán la psicoterapia y/o la farmacología.

El psicodiagnóstico nos ayuda a diferenciar y poner nombre a las dificultades para ofrecer la terapia más eficaz para tratarlas. Existen distintos tratamientos basados en la evidencia para tratar cada dificultad, por lo que el diagnóstico no es una manera de “etiquetar”, sino un paso necesario para orientar y personalizar el tratamiento.

Pasos en la Psicodiagnóstico

  1. RECOGIDA DE DATOS. ENTREVISTA
  2. REALIZACIÓN DE PRUEBAS
  3. VALORACIÓN DE LAS PRUEBAS
  4. DEVOLUCIÓN DE LOS RESULTADOS:
    • ¿Qué me sucede?
    • Objetivos terapéuticos
    • Técnicas que se utilizarán
    • Recursos y profesionales

Realizamos el psicodiagnóstico mediante las entrevistas clínicas y mediante el pasaje de determinadas pruebas o cuestionarios complementarios escogidos por el equipo en función de los aspectos que deseemos evaluar. La fase de diagnóstico es sumamente importante y siempre debe ser realizada por un profesional de la psicología clínica o psiquiatría que tenga experiencia debido a la complejidad de los casos o cuando las comorbilidades pueden orientar un diagnóstico equivocado o una visión parcial de la problemática.

En la evaluación de los trastornos afectivos o de ansiedad, entre otros, puede bastar con una o dos entrevistas de evaluación en la que se recogen los datos de la persona y sus dificultades. Cuando hay indicios de que se puede tratar de un trastorno de personalidad o de desregulación emocional severa la evaluación es más completa y es aconsejable realizar además una entrevista familiar que permita la recogida de datos evolutivos así como una valoración de la dinámica familiar y del estilo comunicativo predominante, para proponer en caso necesario, un trabajo paralelo que contribuya al proceso terapéutico del paciente.

Una vez terminada la fase de evaluación el equipo de TLP Tratamientos trabaja conjuntamente para establecer un diagnóstico y una propuesta de intervención. El siguiente paso es compartir con el consultante los resultados y llegar a un compromiso terapéutico en el que se concretan objetivos de trabajo, la forma de trabajarlos, los recursos necesarios y los profesionales que van a intervenir.

En TLP Tratamientos sabemos lo difícil que puede ser para muchos consultantes confiar en el tratamiento debido a su larga trayectoria en el ámbito de la salud mental. Por ello no tenemos más prisa que ellos mismos por llegar a un compromiso terapéutico real. Pese a la urgencia en la que en muchos casos nos encontramos, acompañamos a la persona en la comprensión de lo que le sucede, sus causas, su pronóstico y el tratamiento que puede ser más eficaz.

¿Cómo puedo estar más seguro de si tengo un TLP?

Te proponemos un pequeño cuestionario de auto evaluación que en ningún caso puede servir como diagnóstico; sino sólo como orientación para poder dirigirte a un profesional. Para poder responder afirmativamente es importante tener al menos un par de ejemplos de situaciones. Si no puedes recordar ningún ejemplo, no te puntúes positivo. Recuerda que antes de sacar conclusiones definitivas, es conveniente que consultes a un profesional.

Hace más de 5 años que tengo problemas que me impiden llevar una vida normal en al menos tres ámbitos distintos: pareja, laboral/estudios, amistades, familia. SI NO
Habitualmente mis problemas me producen un sufrimiento muy intenso tanto a mi mismo/a como a los que me rodean. SI NO
He intentado solucionarlo visitando diversos profesionales de salud mental y sin embargo los problemas persisten. SI NO
Algunos de mis problemas empezaron alrededor de la etapa adolescente o antes (aunque quizás entonces yo no fuera tan consciente de ellos). SI NO
Cuando pienso que alguien a quien quiero va a abandonarme, me pongo furioso/a e intento evitar desesperadamente que lo haga. SI NO
Tiendo a idealizar y devaluar a los demás con facilidad y de manera muy repentina. SI NO
Tengo dudas acerca de mi identidad: como soy, lo que quiero, lo que me gusta, lo que debo hacer, a quien debo querer, etc. SI NO
Soy impulsivo/a en cosas que son potencialmente peligrosas o dañinas: compras, sexo, alcohol, drogas, conducción, comida; y eso me ha causado problemas. SI NO
En situaciones extremas, he tratado de hacerme daño o matarme, o he amenazado con hacerlo. SI NO
Cambio con mucha frecuencia y de forma rápida de estado de ánimo. SI NO
A menudo me siento vacío/a. SI NO
Tengo con frecuencia ataques de ira que no puedo controlar. SI NO
Ante situaciones muy complicadas y tensas me vuelvo suspicaz, me siento ausente o distante, desconecto de la realidad temporalmente. SI NO

Si has puntuado positivo en las cuatro primeras preguntas y después en al menos cinco de las otras, podrías tener al menos rasgos del trastorno. Consulta con un profesional que pueda confirmar tu impresión.

Y después del diagnóstico…

Al hacer el diagnóstico se remarcan los aspectos de tu personalidad que son más problemáticos para ti, te causan más sufrimiento y son susceptibles de mejorar con una terapia. Por lo tanto, un diagnóstico completo debería de ir acompañado de una propuesta terapéutica de intervención.
Además de confirmar si tienes un TLP, el profesional debería determinar si existen otros rasgos de tu personalidad que te causan problemas. La experiencia demuestra que existen pocos diagnósticos puros de TLP. La mayoría tiene rasgos que corresponden a otros trastornos de personalidad.