Cambiar la química del cuerpo sin necesidad de utilizar ningún tipo de sustancia externa es posible si conocemos y practicamos las habilidades de calma

El 26 de marzo se realizó en TLP Tratamientos el taller de Habilidades de calma donde los asistentes pudieron conocer la fundamentación fisiológica del taller y aprender a relajación muscular de Jacobson, la respiración diafragmática y la relajación inducida por imágenes.

Expliquemos un poquito el porqué y el cómo de que las habilidades de calma nos ayuden a cambiar la química del cuerpo.

Todo empieza en nuestro sistema nervioso y en concreto en nuestro sistema nervioso autónomo que es el conjunto de nervios que inervan las glándulas y vísceras del cuerpo y que se divide en simpático y parasimpático.

Sabemos que cuando experimentamos emociones desagradables o estresantes el cuerpo se prepara para la lucha o para la huida movilizando nuestro sistema nervioso simpático que provoca reacciones de aumento de ritmo cardíaco, aumento de la presión arteral, de la cadencia respiratoria (ya que nos hace falta un mayor aporte de oxigeno), tensión muscular, alteración de la temperatura corporal…en conjunto una serie de reacción de preparan al organismo para la huída o para la defensa.

Sin embargo las reacciones contrarias, de disminución de la activación corporal, tanto de las vísceras como de las glándulas, está mediada por el parasimpático favoreciéndose la relajación del organismo.

Tanto en un caso como en otro cambia la química de nuestro cuerpo, es decir, en el primero hay una descarga de adrenalina y noradrenalina y con el parasimpático es principalmente de acetilcolina

Las habilidades de calma (relajación y respiración) cambian la química del cuerpo a través de la activación del sistema parasimpático en la generación de la acetilcolina.

El gran esfuerzo para conseguir cambiar la química del cuerpo es “práctica, práctica y práctica” y saber que da resultados en el “a medio y largo plazo”.

Antes de irnos os dejamos una frase de Ramón y Cajal que nos resulta inspiradora: “Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro”. Y tu ¿Qué piensas?

Por TLP Tratamientos