¿Has oído hablar del IKIGAI?

Según la Wikipedia, ikigai es un concepto japonés que significa “la razón de vivir” o “la razón de ser”. Todos tenemos, según la cultura japonesa, nuestro ikigai y encontrarlo requiere de una búsqueda en uno mismo, a menudo intensa y prolongada.

 Siguiendo la definición que proporciona Wikipedia, la palabra ikigai tiene dos significados: por un lado se refiere a las cosas o valores que hacen que la vida tenga sentido; y por el otro se utiliza para referirse a ese estado mental en que la persona siente que su vida vale la pena.

Así, sería una especie de punto de encuentro entre aquello que amas (pasión y misión), aquello que el mundo necesita de ti (misión y vocación), aquello por lo que te pueden pagar (vocación y profesión) y aquello para lo que eres bueno (profesión y pasión). En resumen, el ikigai sería la razón por la que levantarse cada mañana.

¿Qué tiene de valioso este concepto?

Según los entendidos, las personas que logran encontrar su ikigai o que desarrollan una actitud ikigai en su día a día serían ser más longevos y disfrutarían de mayor calidad de vida. Así, igual que la dieta, el ejercicio o el ocio saludable, parece que se trata de un componente esencial de la deseada “pócima de la felicidad”.

¿Qué puede aportarte y qué puede tener esto que ver contigo?

Buscar y encontrar su ikigai es beneficioso para todas las personas y especialmente en el caso de las personas que sufren por problemas emocionales, físicos o por sus rasgos de personalidad inestable, ya que:

  • Tener un propósito vital puede ayudar a tolerar el malestar y el sufrimiento cuando aparentemente carece de sentido, especialmente en momentos difíciles.
  • Puede ser tu “faro” cuando te sientes perdido, estás confuso o no sabes dónde vas.
  • Te ayuda a mantenerte focalizado en tu camino y tomar decisiones sabias.
  • Te abre infinidad de pequeños caminos o submetas que te acercan a tu propósito final.
  • Te permite hacer pequeñas renuncias sin renunciar a lo esencial.
  • Te ayuda a creer en ti y sentir mejor tu autoestima y tu identidad.

¿Cómo se relaciona el ikigai con la terapia?

Una de las maneras, aunque no la única, en que alguien puede encontrar su ikigai es mediante la realización de una terapia.  En el Trastorno límite de la personalidad, así como en otros trastornos, la persona a menudo se encuentra perdida, confusa o variable respecto a lo que son sus metas y propósitos. Mediante la terapia aprende a conocerse mejor, regularse emocionalmente y a medida que se encuentra más estable, esto le permite poder poner sus energías en lograr sus metas y sus propósitos.

Diversas terapias (especialmente las llamadas de tercera generación, aunque no es algo inventado por ellas) ponen el foco en trabajar de acuerdo a los valores y las metas del consultante. La terapia Dialéctica Conductual (DBT) por ejemplo, pone el énfasis en definir las metas personales antes de comenzar la terapia, que guiarán, reforzarán y darán sentido al trabajo posterior. Si la persona es capaz de identificar lo que busca o lo que quiere en el medio/largo plazo para sí mismo, será más motivador invertir tiempo y esfuerzo en aprender aquellas habilidades que le permitirán lograr lo que quiere.

¿Dónde aprender más si te ha parecido interesante?

Mathews, Gordon (1996). What Makes Life Worth Living?: How Japanese and Americans Make Sense of Their Worlds (en inglés). University of California Press.

Charla TED. Dan Buettner: Cómo vivir para llegar a los 100 años.

Kobayashi, Tsukasa (4 de abril de 1990). «Ikigai — jibun no kanosei, kaikasaseru katei (?)». Nihon Keizai Shinbun (Tokyo).

Héctor García, Francesc Miralles (2016). Ikigai, els secrets del japó per a una vida llarga i feliç. Ed. Entramat.

Héctor García, Francesc Miralles (2017). El método Ikigai: Despierta tu verdadera pasión y cumple tus propósitos vitales. Ed. Aguilar.

Ken Mogi (2018). Ikigai esencial: La sabiduría milenaria japonesa que dará sentido a cada día de tu vida. Ed. Vergara.

Mónica Lavilla
Psicóloga  TLP Tratamientos
info@tlptratamientos.com