Si tienes sospechas de que tienes un amigo que puede estar padeciendo del Trastorno de Límite de la Personalidad, lo que seria ideal es que le prestes atención a estos pequeños detalles y que tomes nota de ellos. Si más de cinco de estos patrones de comportamiento que coincidan, entonces seguramente tendrá algún tipo de enfermedad  o trastorno y tenga que visitar a un especialista. También podrás estar a su lado para poder ayudarlo y no dejarlo solo en este largo camino.

  • Imágenes inestables de sí mismos: Las personas con TLP no ven las cosas con claridad. Sus objetivos para sus planes de vida y carrera están en cambio constante, y se critican en exceso. Muchas veces sufren de autoestima baja y necesitan mucho tiempo para “entenderse a ellos mismos”.
  • Comportamientos Impulsivos: ¿Tu amigo toma sus decisiones en el momento sin medir todas las consecuencias de sus actos?  Un amigo así de impulsivo puede que parezca divertido, y hace que juntos tengan grandes aventuras salvajes, pero si eso se va fuera de control puede llegar a ser extremadamente peligroso.
  • Que tenga miedo al abandono: Tiene reacciones extrañas a lo que se refiere a separaciones, un abandono real o imaginario. Entra en pánico y en depresiones por separaciones muy simples como irse de vacaciones.
  • Que tenga conductas suicidas y amenace con autolesionarse: Si tu amigo te amenaza o muestra algún signo de autolesión, se recomienda buscar ayuda de inmediato. Según las estadísticas sobre el 80 por ciento de personas con TLP tienen conductas suicidas.
  • Estados de ánimo inestables: Si tu amigo experimenta sentimientos de ansiedad o irritabilidad intensos que pueden llegar a duran desde pocas horas hasta varios días podría ser alguna cosa más grave de lo que aparenta. Si su pánico y la tensión, la obsesión por el pasado y los problemas del futuro o la incertidumbre son parte de su estado de ánimo, entonces podría ser un signo extremadamente claro de que sufre de TLP.
  • Relaciones interpersonales inestables: Las personas con TLP tiene relaciones demasiado intensas con sus familiares, amigos y seres queridos. Si pasas el rato con ese amigo, sientes como si caminaras sobre un hilo, incluso en un buen momento. Si sientes que tu amigo cambia frecuentemente desde decirte que eres su mejor amigo al “Te odio”, puede ser una señal clara de advertencia de ello.

Por supuesto hay varios signos más a los que habría que prestar tu atención pero estos son de los más comunes y observando podrías llegar a darte cuenta y ayudar lo a que acuda a especialistas lo antes posible.

2018-11-30T12:08:58+00:00